Buscar este blog

martes, 14 de abril de 2009

El nombramiento de Salgado como ministra de economía desbloquea la posible solución al déficit tarifario


Fotografía titulada "Electricidad" y realizada por Daquella Manera. Licencia Creative Commons 2.0 genérica




La reciente remodelación de Gobierno realizada por el presidente J Luis Rodríguez Zapatero con la sustitución de Ministro Solbes por Elena Salgado en la cartera de Economía ha desbloqueado una situación de parálisis a la que se había llegado por la negativa de Economía ha ofrecer los medios para llevar a cabo la soluciones propuestas por Pedro Solbes.

Si recordamos entradas anteriores de este blog, veremos que existía y existe una voluntad por parte del Ministro de Industria, Sr. Sebastián, de solucionar el mayor problema del sistema eléctrico español, el déficit de tarifa. Recordando conceptos que ya os comenté en esta página sobre el déficit de tarifa, este se debe básicamente al desajuste entre el precio regulado de la electricidad para los consumidores que fija el Gobierno y el coste real de la producción eléctrica. En definitiva, lo que pagamos por la electricidad no es suficiente para cubrir los costes reales de producción, generándose por lo tanto un agujero (o déficit) que en la actualidad llega hasta los 14.600 millones de euros.
Frente a este problema, el cual se generó básicamente por motivos de política económica durante los gobiernos de JM Aznar sobre todo, pero también del de JL Rodríguez Zapatero, fijándose una tarifa anormalmente baja para así beneficiar a los consumidores (sobre todo industriales), rebajándose sus gastos y promoviendo el consumo. Sin embargo, esta política beneficiosa a corto plazo, también tiene unos problemas a largo, como el propio déficit en la tarifa, así como un consumo poco consciente de energía.
Hasta el momento se había financiado este déficit mediante la titulización del mismo por las eléctricas y la negociación de esos títulos en el mercado financiero. Sin embargo, la actual crisis ecnómico/financiera que se sufre en España y el resto del mundo, los bancos no garantizan estas operaciones por lo que las subastas del déficit gestionadas por la CNE quedaban desiertas teniendo que asumirse las pérdidas por las propias eléctricas. Esto obviamente repercute y repercutirá en la calidad del suministro eléctrico y en la marcha de las propias empresas eléctricas que no podrán invertir las cantidades que venían haciendo en mantenimiento de líneas de transporte, distribución, así como en mejores centrales de generación eléctrica, más eficientes y respetuosas con el medio ambiente.
Los principales medios para atajar el déficit a los que Solbes se oponía son los siguientes:
  • Incluir la prima a las energías renovables en los Presupuestos Generales del Estado, "sacándola" de la tarifa eléctrica.
  • Aprobar un aval del Estado para desbloquear las subastas del déficit que en la actualidad quedan desiertas.

En fin, estas medidas contribuirán a paliar el déficit, aunque no ha solucionarlo. Hay que tener en cuenta que la intervención para salvar a Caja Castilla La Mancha ha supuesto un coste superior al déficit tarifario acumulado. De todos modos, la única solución al déficit es clara y matemática: que se cumpla el principio de suficiencia o que desaparezcan las tarifas reguladas por el Estado y que las fije el libre mercado: De esta forma, se garantizará el equilibrio entre los costes de producción y el precio que se pide por la electricidad, aunque también hay que tener en cuenta que estamos ante un servicio esencial que todo el mundo necesita, sea cual sea su condición económica.




1 comentario:

Iria dijo...

Es una cuestión de lista de prioridades de Gobierno. Ya no es solo salva a CCM, se ha planteado un plan de actuación para salvar a cualquier caja (o banco) con un fondo de 60.000 millores de €...